Dalma y Diego, al aire

Dalma y Diego, al aire

Publicado el 19. feb, 2013 por webmaster en Noticias

“Que digan que yo tengo relación con mi papá por la plata, no me entra en la cabeza”. Lo dijo Dalma Maradona, en vivo. Y cuando le preguntaron por las disputas en torno a la futura herencia de su padre, entre lágrimas, repreguntó: “¿Qué herencia? Si mi papá está vivo y eso es lo que me importa”. Quebrada, añadió: “El día que él no esté, que ojalá sea dentro de cien años, si quieren, lo dono a un lugar y no me importa nada”.

Claudia Villafañe también salió al aire, por teléfono, y les agradeció a Dalma y a Diego la defensa que oportunamente habían hecho de ella en el programa. “Quiero agradecerles a los tres por haberme defendido con uñas y dientes. Espero que después de esto, la prensa tome conciencia de las cosas que se han dicho. Y espero que cada uno se haga cargo de lo que dijo. A mí nadie me obligó a estar al lado de Diego durante tanto tiempo, esas cosas se hacen cuando hay mucho amor de por medio”.

Tener la palabra de Diego Maradona, Claudia Villafañe y Dalma Maradona era el sueño para todos los medios argentinos. E “Intratables” la tuvo. Los tres en una sola noche, en vivo, y con el inesperado suspenso televisivo que, sin querer, generó Dalma, cuando después de un largo rato de entrevista, Del Moro le anunció que tenía a su padre en línea, y ella se negó a dialogar al aire con él. ¡No quiero imaginar cómo estarían los productores en el control, cuando Dalma ofrecía irse para que ellos hablaran con Diego, y Del Moro —que además del conductor del ciclo es un amigo personal de Dalma— intentaba convencerla, sin atreverse a dar el ok para que Diego hablara contra la voluntad de su hija! “Este va a ser el primer programa de la historia que tiene a Maradona en línea y no lo saca”, bromeó Del Moro, en una coyuntura que parecía increíble, pero era real. “Me da un poco de vergüenza esta situación. No quiero hablar con mi papá en cámara. Me da mucha vergüenza que me diga que está orgulloso de mí y todo eso”, trataba de hacerse entender Dalma, que conoce a su padre como nadie y temía que se viniera lo que finalmente ocurrió: el Diego disparando misiles verbales como sólo el Diego puede hacerlo.

“Me da vergüenza que Dalma se haya ido —empezó protestando Diego, a quien no podían convencer de que Dalma había salido un minuto del set, pero que ya estaba allí de nuevo, escuchándolo, sentadita en el centro del estudio—. Quiero que esté y que se sienta orgullosa, porque nunca de su madre se han hablado tantas estupideces”. Cuando comprendió que su hija había regresado, sostuvo: “Volvió porque es una Maradona”. “Todo lo que dijo mi hija de Claudia es totalmente verdad. A los que dijeron barbaridades de Claudia, son unos pobrecitos que no tienen ni van a tener cabida en la familia Maradona”, agregó.

Lo que Dalma había expresado sobre Claudia Villafañe era que no podía entender cómo se había publicado “un titular diciendo que una persona le va a sacar el bebé a trompadas a una mamá”, que el supuesto mensaje de Claudia a Ojeda nunca existió. “Yo no odio a nadie. No quiero matar a nadie. Mi mamá tampoco, y mi hermana menos”, afirmó Dalma. Por su parte, Diego dijo estar orgulloso de Dalma y de Giannina y “estoy orgulloso de una señora que se llama Claudia Villafañe, que se bancó miles de cosas de este tipo —subrayó—.

“Yo quiero ver a Dieguito Fernando, pero con Verónica (Ojeda) se terminó. Y Verónica lo sabe. A mí me tiraron aquí a los 15 años, y hoy tengo 52. Y al que me quiera comandar la vida, pobre de él. ¡Vayan a trabajar! Como hice yo, que soy un exiliado deportivo en la Argentina”. Y bastó que Del Moro le pidiera que aclarara por qué usaba un término tan fuerte como “exiliado deportivo”, para que ligaran tanto Grondona como Bilardo. Y un instante después, le tocó a los periodistas: “Hay periodistas que por una noticia son capaces de matar a su hijo”, sostuvo Diego Maradona.

Dalma contó que en dos días viajará a visitar a su padre en Dubai y que anoche, en “Intratables”, había dicho todo lo que tenía para decir. No fue poco. En relación a Ojeda, declaró: “Con Verónica me llevo mal por temas puntuales, pensamos muy distinto, somos muy diferentes y nada más. No tengo relación. Más bien que la saludo, porque mi mamá me mata si llego a ser maleducada”. Ante la pregunta de si iría a conocer al bebé Diego Fernando, se plantó separando las aguas: “El que tiene que hacerse cargo de esta situación, es mi papá. Creo que lo va a hacer. Mi papá es el que tiene que tomar la iniciativa”. Y advirtió: “Dicen que yo manejo a mí papá. Ojalá hiciera lo que le digo: no tendría algunos problemas que tiene”. “Hay un bebé que no tiene nada que ver ni ninguna culpa de nada —siguió Dalma—. Yo respeto mucho eso. Por eso, cuando dijeron tantas barbaridades pensé que no podía ser”.

Tampoco se negó a responder por qué no quiere conocer a Diego Maradona Sinagra: “Porque él escribió un libro hablando mal de mi mamá —contestó—. Encima, cuando viene acá y conoce a un montón de personas de la familia de mi papá, se da cuenta de que mi mamá no era el monstruo que él había vendido. Después, la llamó por teléfono y le pidió disculpas, pero ella le dijo que las disculpas tenían que ser públicas como había sido lo que habló de ella”.

“No tengo la familia perfecta. Para nada —dijo Dalma—. No creo en la familia perfecta. Las cosas que tuve que reprocharle a mi papá, se las dije en la cara”. La familia perfecta no existe. Y las personas perfectas, tampoco. Todos tenemos debilidades y miserias. Sólo que las nuestras, se ven en el recoleto universo de nuestros parientes, amigos, vecinos y compañeros de trabajo, muchos de los cuales hasta tienen a veces la virtud de la compasión para con nosotros. Las de Diego Maradona se difunden en tiempo real en el planeta entero y son juzgadas por todos y por cualquiera, por los compasivos y por los despiadados.

  • Share on Facebook
  • Post to Twitter
  • Post to Google Buzz

Comments are closed.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzI1MF9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfMjUwX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy93b290aGVtZXMtMjUweDI1MC5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8yNTBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfY29udGVudF9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfY29udGVudF9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2NvbnRlbnRfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzL3dvb3RoZW1lcy00Njh4NjAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9jb250ZW50X3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTEyNXgxMjUtMS5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8yPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy93b290aGVtZXMtMTI1eDEyNS0yLmdpZjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzL3dvb3RoZW1lcy0xMjV4MTI1LTMuZ2lmPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTEyNXgxMjUtNC5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV81PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy93b290aGVtZXMtMTI1eDEyNS00LmdpZjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzY8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzL3dvb3RoZW1lcy0xMjV4MTI1LTQuZ2lmPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzL3dvb3RoZW1lcy00Njh4NjAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBibGFjay5jc3M8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hdXRvX2ltZzwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY2F0X2V4PC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY29tbWVudF9wb3N0czwvc3Ryb25nPiAtIFNlbGVjdCBhIG51bWJlcjo8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50PC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2FyY2hpdmVzPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2ZlYXQ8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdHVyZWRfcG9zdHM8L3N0cm9uZz4gLSAxPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl9pZDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZ29vZ2xlX2FuYWx5dGljczwvc3Ryb25nPiAtIDxzY3JpcHQgdHlwZT1cInRleHQvamF2YXNjcmlwdFwiPg0KdmFyIGdhSnNIb3N0ID0gKChcImh0dHBzOlwiID09IGRvY3VtZW50LmxvY2F0aW9uLnByb3RvY29sKSA/IFwiaHR0cHM6Ly9zc2wuXCIgOiBcImh0dHA6Ly93d3cuXCIpOw0KZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoXCIlM0NzY3JpcHQgc3JjPVwnXCIgKyBnYUpzSG9zdCArIFwiZ29vZ2xlLWFuYWx5dGljcy5jb20vZ2EuanNcJyB0eXBlPVwndGV4dC9qYXZhc2NyaXB0XCclM0UlM0Mvc2NyaXB0JTNFXCIpKTsNCjwvc2NyaXB0Pg0KPHNjcmlwdCB0eXBlPVwidGV4dC9qYXZhc2NyaXB0XCI+DQp0cnkgew0KdmFyIHBhZ2VUcmFja2VyID0gX2dhdC5fZ2V0VHJhY2tlcihcIlVBLTQ5NzAwNTItMVwiKTsNCnBhZ2VUcmFja2VyLl90cmFja1BhZ2V2aWV3KCk7DQp9IGNhdGNoKGVycikge308L3NjcmlwdD4NCjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2hvbWVfYXJjPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lX2xpbms8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV9saW5rX2Rlc2M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lX2xpbmtfdGV4dDwvc3Ryb25nPiAtIEhvbWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDE4MDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2hvbWVfdGh1bWJfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAyNjA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSAyNzk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9zaW5nbGU8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ltYWdlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gNTk1PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbG9nbzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cuZGllZ29tYXJhZG9uYS5jb20vYmxvZy93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzMtbmFkYS5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19tYW51YWw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vc3VwcG9ydC90aGVtZS1kb2N1bWVudGF0aW9uL2J1c3ktYmVlLzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3BvcHVsYXJfcG9zdHM8L3N0cm9uZz4gLSA1PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fcmVzaXplPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3J0bmFtZTwvc3Ryb25nPiAtIHdvbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3NpbmdsZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSAyNzk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSA1OTU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190YWJzPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RoZW1lbmFtZTwvc3Ryb25nPiAtIEJ1c3kgQmVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGh1bWJfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMjc5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGh1bWJfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSA1OTU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190d2l0dGVyPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cuZGllZ29tYXJhZG9uYS5jb20vYmxvZy93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzMtbmFkYS5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb192aWRlb19jYXRlZ29yeTwvc3Ryb25nPiAtIFZpZGVvczwvbGk+PC91bD4=